>>> antes Aloha Yoga <<<

3

Lo más reciente...

Yoga Nidra: Relajación Profunda a Través del Sueño Consciente

En el día a día, muchos buscamos desesperadamente momentos de aislamiento, descanso y relajación. Al finalizar el día, es común que nos encontremos recostados en un sillón, disfrutando de una bebida, fumando un cigarrillo, o sumergidos en las últimas noticias o en alguna serie de TV. Aunque estos hábitos pueden parecer reconfortantes, en realidad, ofrecen solo un alivio sensorial temporal y superficial. No nos proporcionan la relajación auténtica que nuestro cuerpo y mente realmente necesitan.

Yoga Nidra, conocido como el «sueño yógico», ofrece una alternativa profunda y enriquecedora a nuestras habituales «huidas». Este estado de sueño consciente no solo rejuvenece, sino que también permite mantener una alerta plena de consciencia. Inspirado y promovido por el influyente libro Yoga Nidra de Swami Satyananda Saraswati, este método combina técnicas de meditación guiada con un profundo descanso físico, manteniendo la mente clara y vigilante.

Swami Satyananda fue un discípulo de Swami Sivananda Saraswati, uno de los maestros espirituales más influyentes de la India moderna. Swami Satyananda fundó la Bihar School of Yoga y a través de sus enseñanzas y escritos, difundió esta técnica en la década de 1950 por todo el mundo.

Aunque Swami Satyananda es ampliamente reconocido por haber formalizado Yoga Nidra y haberlo presentado de manera estructurada y accesible, los fundamentos de esta práctica tienen raíces en técnicas de meditación y relajación mucho más antiguas, que son parte de las tradiciones tántricas y yóguicas de la India. Estas prácticas tradicionales ya exploraban estados de conciencia entre la vigilia y el sueño, y buscaban una comprensión más profunda del yo y del universo.

Existen desde muy antiguo prácticas conocidas como nyasa, que involucran la consagración de diversas partes del cuerpo mediante mantras específicos. O, por ejemplo, el Mandukya Upanishad explora el concepto de turiya, un estado de conciencia pura que trasciende los estados ordinarios de vigilia, sueño y sueño profundo. Del mismo modo, en el Yoga Clásico descrito por Patanjali en los Yoga Sutras, se mencionan los ocho miembros o etapas del yoga. Dos de estas etapas, pratyahara (retirada de los sentidos) y dharana (concentración), son fundamentales en la práctica del Yoga Nidra. Pratyahara proporciona la capacidad de desconectarse de los estímulos externos, mientras que dharana permite centrar la conciencia en un solo punto, facilitando un estado meditativo profundo.

La Vía hacia una Verdadera Relajación

El Yoga Nidra es mucho más que una técnica de relajación; es un viaje hacia el autoconocimiento y la transformación personal. Según Swami Satyananda, el cuerpo logra un estado de sueño profundo, pero la mente sigue funcionando a un nivel de conciencia mucho más sutil, lo que permite alcanzar estados de relajación profunda que revitalizan no solo el cuerpo, sino también la mente y el espíritu.

Beneficios Comprobados del Yoga Nidra

  1. Relajación Profunda: Al contrario de la relajación pasiva frente a la televisión o con un libro, Yoga Nidra facilita un descanso activo y consciente que revitaliza el cuerpo y calma la mente.
  2. Mejora de la Memoria y Concentración: Al estar en un estado de relajación profunda, el cerebro puede procesar mejor la información, lo que mejora la memoria y la concentración.
  3. Incremento del Autoconocimiento: Este estado meditativo permite una exploración interna profunda que puede revelar intuiciones sobre uno mismo y sobre la vida.
  4. Transformación Personal: Regular la práctica de Yoga Nidra puede resultar en cambios significativos en la actitud y percepción de la vida, llevando a una transformación personal duradera.

Experimenta Yoga Nidra con Nosotros

En nuestro centro de yoga en Sevilla, hemos experimentado de primera mano los beneficios transformadores del Yoga Nidra. Por eso, ofrecemos sesiones para que nuestros miembros puedan experimentar estos beneficios de manera directa.

Te invitamos a descubrir por ti mismo cómo el Yoga Nidra puede ofrecerte una forma de relajación más profunda y significativa que cualquier otro método convencional, a través de una práctica milenaria que ha ayudado a millones de personas a lo largo de los años.

A continuación, te facilitamos una sesión de Yoga Nidra de 45 min. de duración producida por Ana Madrid. Esta sesión grabada te permitirá practicar desde la comodidad del lugar y el momento que elijas.

Cómo preparar tu práctica de Yoga Nidra

  1. Selecciona un Momento Adecuado: Elige un momento del día en el que puedas estar tranquilo y sin interrupciones. Preferiblemente, por la mañana temprano o por la noche antes de acostarte.
  2. Prepara el Espacio: Encuentra un lugar tranquilo y cómodo en tu casa donde puedas acostarte sin distracciones. Idealmente, utiliza una esterilla de yoga o una manta en el suelo. Asegúrate de que la habitación esté a una temperatura agradable y que estés abrigado si es necesario.
  3. Configura la Grabación: Accede a la grabación de Yoga Nidra que te proporcionamos al pie de esta página y asegúrate de que esté lista para reproducirse sin interrupciones.
  4. Vístete Cómodamente: Usa ropa suelta y cómoda que te permita moverte con libertad. Quítate los zapatos y cualquier accesorio que pueda causar incomodidad durante la práctica.
  5. Establece una Intención: Antes de comenzar, tómate un momento para reflexionar sobre tu intención para la sesión de Yoga Nidra. Puede ser cualquier cosa, desde reducir el estrés hasta mejorar tu bienestar general o enfocarte en una cuestión concreta que te preocupe. Mantén esta intención en mente durante toda la práctica.
  6. Asegura una Postura Cómoda: Acuéstate en tu espalda en la esterilla o manta, con las piernas ligeramente entreabiertas y los brazos extendidos a los lados del cuerpo con las palmas hacia arriba. Cierra suavemente los ojos.
  7. Escucha las Instrucciones: Inicia la grabación y simplemente sigue las instrucciones con atención. Déjate llevar para relajar cada parte del cuerpo, enfocar la respiración y entrar en un estado de conciencia tranquila y receptiva.
  8. Permanece Atento y Relajado: Durante la práctica de Yoga Nidra, mantén tu atención en las instrucciones y en tu respiración. Permite que cualquier pensamiento o sensación que surja simplemente fluya sin aferrarte a ellos. Permanece relajado y receptivo.
  9. Finaliza la Práctica: Al finalizar la grabación, tómate unos momentos para permanecer acostado y disfrutar de los efectos de la práctica. Luego, comienza a mover suavemente el cuerpo y vuelve a la conciencia del entorno.
  10. Registra tus Experiencias: Después de la práctica, y especialmente durante o después del descanso nocturno, toma nota de cualquier sueño, experiencia o sensación que hayas tenido. Esto puede ayudarte a comprender mejor los beneficios de la práctica y a ajustar tu enfoque en futuras sesiones.

Ante cualquier duda, siempre puedes contactar con nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *