>>> antes Aloha Yoga <<<

3

Lo más reciente...

Pranayama

En las enseñanzas del gran sabio Patanjali, encontramos una metáfora poderosa en los Yoga Sutras (2.51): “Cuando llega una ola, te anega y sube por la arena. Entonces da la vuelta, retrocede pasándote por encima y vuelve al océano. Es lo mismo que ocurre al respirar: se espira, se cambia de sentido, se inspira, se cambia de sentido: y luego el proceso empieza de nuevo.”

En su origen, el término ‘asana’ en los Yoga Sutras aludía simplemente al acto de sentarse, reflejando una práctica inicial de yoga que valoraba la quietud y la creación de prana —energía vital— a través de la respiración consciente.

Hoy en día, observamos que muchas personas no respiran adecuadamente, lo cual puede disminuir la oxigenación del cuerpo afectando negativamente a la salud cardiovascular, la función cognitiva, y la capacidad física. Un patrón respiratorio inadecuado también puede incrementar el estrés y la ansiedad, perturbar el bienestar emocional y mental, y deteriorar la calidad del sueño.

En YUJ Sevilla, nos centramos en la importancia del Pranayama. A través de la respiración consciente, profunda y controlada, exploramos técnicas diversas como la respiración diafragmática, el Kumbhaka (retención del aliento), Bhastrika (respiración de fuego), Nadi Shodhana (respiración alterna) y Ujjayi (respiración victoriosa o sonora).

Practicar pranayama no solo promueve una relajación profunda y una mejor oxigenación, sino que también optimiza la respiración, fortaleciendo el sistema inmunológico, reduciendo el estrés y la ansiedad, previniendo enfermedades respiratorias y mejorando la función cognitiva. Además, estas técnicas benefician la postura, la fuerza muscular, los patrones de sueño, la digestión y el control de la presión arterial. La respiración consciente es también una herramienta valiosa para alcanzar una conciencia plena y una conexión más profunda con nuestro cuerpo.

Estas prácticas nos ofrecen múltiples beneficios, ayudándonos a mejorar nuestro sistema inmunológico, reducir el estrés y la ansiedad, y alcanzar un estado de conciencia más integrado y pleno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *